La número trece del Dakar 2015, emoción y expectativa

La número trece del Dakar 2015, emoción y expectativa

216 ese es el número de competidores que han alcanzado la meta del Dakar 2015 (79 motos, 18 cuatrimotos, 68 coches, 51 camiones) de los 420 que tomaron la salida. Entre ellos, se encuentran Ivan Jakes y Robby Gordon, los ganadores de la última etapa en motos y autos, respectivamente. Y también Marc Coma que, gracias a su experiencia, se hace con su 5º Dakar, así como Nasser Al-Attiyah, que se adjudica su segundo, tras dos semanas de dominio absoluto en el rally.

Iguala a Cyril Despres. Seguro que Marc Coma está encantado de emular la gesta de su rival francés en el Dakar y de encontrarse, al igual que su antiguo compañero de equipo, a tan solo una victoria del récord de Stéphane Peterhansel, la gran leyenda. Cuando se conoce el dominio ejercido por los dos motoristas en las últimas ediciones del Dakar, así como su sana rivalidad, este empate a cinco victorias cobra una nueva dimensión.

Aunque por primera vez en 10 años, Despres no estaba ahí para complicarle la vida al motorista catalán, al haber cambiado a la categoría de cuatro ruedas, el periplo de Coma hasta Buenos Aires no ha estado desprovisto de adversarios a su altura, ni mucho menos. Sin lugar a dudas, al igual que en 2014, Joan Barreda se alzaba como el rival más peligroso para el piloto de KTM en Argentina, Chile y Bolivia. Ganador de especiales desde la segunda etapa, el piloto de HRC no esperó mucho para hacerse con la cabeza del rally, aprovechando un problema de neumático de Coma en esa misma etapa, logrando sacarle 12 minutos de ventaja, muy valiosos para el resto del rally.

Al día siguiente, los dos motoristas españoles empezaron a jugar al ratón y al gato, corriendo juntos en pista, sacándose por turno los dos minutos que les separaban en las salidas de especial. El jueguecito se mantuvo varios días, beneficiando claramente a Barreda que parecía haber logrado al fin la experiencia necesaria para optar a la victoria final, sin cometer errores.

Sin embargo, Coma no se resignaba y esperaba pacientemente que llegara su momento, dispuesto a aprovechar el más mínimo error. Y ese momento llegaría en la octava especial, cuando Barreda sufrió un problema mecánico. La Honda número 2, averiada tras un recorrido por el Salar de Uyuni pasado por agua, tuvo que ser remolcada hasta Iquique por Jeremías Israel Esquerre. Un cambio de tornas decisivo que permitió a Marc Coma hacerse con las riendas del rally, que no soltaría hasta Buenos Aires. El piloto de KTM también se tuvo que enfrentar a Paulo Gonçalves, dispuesto a defender el honor del primer fabricante mundial y que, por tercera vez, se topa con ese hueso austriaco tan duro de roer desde su regreso oficial al rally raid.

Pese a la presión continua ejercida, el piloto portugués debe contentarse al final con un bien merecido segundo puesto. Y la tercera posición es para el excelente Toby Price. En su primer Dakar, este australiano de 27 años ha entrado directamente en el grupo de favoritos para las próximas ediciones. El piloto de KTM, ganador de la etapa 12, fue mejorando resultados y ha acumulado hasta ocho especiales finalizadas entre los cinco primeros, dejando al final del rally a Pablo Quintanilla sin el tercer puesto y convirtiéndose en el recién llegado mejor posicionado desde Andy Haydon, otro australiano, en 1998.

Pablo Quintanilla, su adversario chileno puede estar más que satisfecho con su rally, después de dos abandonos en sus dos primeros intentos de finalizar el Dakar, sobre todo por su victoria en la difícil etapa 8. Para 2016, cabe esperar que se marque objetivos aún mayores. Entre los ausentes en la meta, Sam Sunderland buscará regresar con más fuerza y regularidad en 2016, después de adjudicarse la primera especial, al igual que Matthias Walkner, también ganador de etapa en su primer Dakar y que representa, junto a Price, la nueva generación del rally raid.

Laila Sanz, bien presente en Buenos Aires, ha dejado una clara impronta en la edición 2015 gracias a su talento y logra un magnífico 5º puesto en Iquique y sobre todo una 9ª posición en la general, entre los mejores. La hermosa catalana logra superar en la clasificación a Olivier Pain, que ha dado poca visibilidad este año al clan Yamaha.

Texto recopilado de la página: www.dakar.com